Escuela de Agroecología de Conamuri visita los Bañados de Asunción

El término del ciclo 2017-2018 de la Escuela de Agroecología de la Organización de Mujeres Campesinas e Indígenas Conamuri se realiza este fin de semana en los Bañados de Asunción.

El intercambio campo-ciudad es uno de los componentes de la propuesta pedagógica de este espacio donde convergen jóvenes campesinos, campesinas e indígenas de ambas regiones del país donde se encuentran las bases de Conamuri.

Las pobladoras y pobladores del Bañado Sur, en diálogo con la juventud visitante, manifestaron encontrarse en estado de zozobra continua por la incertidumbre de lo que pueda ocurrir en un futuro cercano. La especulación inmobiliaria y la ambición empresarial, además de la postura del propio Estado con respecto al territorio que ocupan, hacen que la sombra del desalojo, que alguna vez atentara contra la mayor parte de habitantes, al ser expulsados del campo por varias problemáticas sociales y económicas, se vuelva a ceñir sobre los mismos.

“Venimos del interior y nosotros construimos el Bañado, luchando. Nos organizamos para tener capilla, centro de salud, escuela Fe y Alegría, comedor de niños, centro de rehabilitación, espacios comunitarios que se levantaron por iniciativa de la gente al ver la necesidad que había, el gobierno siempre ha estado ausente. Ahora viene gente de mucha plata que quiere sacarnos la tierra, pero la fuerza popular está resistiendo”, manifestó una joven anfitriona.

La Escuela tuvo la oportunidad de conocer la zona del vertedero Cateura y el importante trabajo que realizan gancheros y recicladores. “Es nuestra única fuente de trabajo”, dice una pobladora, miembro de la Coordinadora de Lucha por la Tierra del Bañado Sur: “el Estado no nos atiende, aquí por medio de mucha lucha hemos conseguido todo lo que tenemos”.

Por su parte, Belén Romero, miembro de la Coordinación Político-Pedagógica (CPP) de la Escuela, explicó que la visita se da en el marco del fortalecimiento de la alianza con la clase trabajadora de la ciudad, y que se resolvió profundizar en la situación social, económica y política de los Bañados, tanto Sur como Norte, como una forma de conocer en la práctica las consecuencias del modelo agroexportador.

“Aquí todos somos campesinos y campesinas, vinimos a saber con su propia palabra sobre las resistencias que tienen en el Bañado, cómo vive la gente, qué necesita. En el campo abunda la pobreza, muchos pasan hambre y otros mueren por las fumigaciones, ustedes aquí luchan contra la crecida del río, además de enfrentar la discriminación de la sociedad y la indiferencia del Estado, igual que nosotros. Pero aquí no pueden producir sus propios alimentos, tienen que comprarlos del supermercado. Es importante ver que la realidad es que no solo en el campo sufrimos la violencia del sistema capitalista”, expresó nuestra compañera.

Al término del mediodía, la juventud de la Escuela procedió a hacer unas pintatas de recordación en la zona de Cateura. El día de mañana el programa contempla la visita al Bañado Norte y la organización de una “Feria Avati” para compartir en solidaridad con todas y todos los habitantes de este territorio de dignidad, esperanza y en lucha permanente.