Conamuri invita a la “Fiesta de las Semillas”

En el marco de la Campaña en defensa de las semillas y la soberanía alimentaria que está impulsando Conamuri en el 2009, y de la conmemoración de los 30 años del Sindicato de Periodistas del Paraguay, organizamos una “Fiesta de las Semillas”, a realizarse el día jueves 2 de abril desde las 18 horas, en el local del Sindicato de Periodistas del Paraguay, sobre Herrera 948 c/ Estados Unidos.

Las semillas son simultáneamente fundamento y producto de culturas y sociedades a través de la historia. En ellas se incorporan valores, afectos, visiones y formas de vida que las ligan al ámbito de lo sagrado. Sin las semillas es imposible el sustento y soberanía de los pueblos.

Las semillas son el inicio y fin de los ciclos de producción campesina. La diversidad y existencia de semillas permite asegurar la abundancia y la diversidad alimentaria en cada localidad, sirviendo de base para una nutrición adecuada y permitiendo el desarrollo de las formas culinarias culturalmente adecuadas y deseadas. Por tanto, las semillas y el conocimiento asociado a ellas son parte fundamental e insustituible de la soberanía alimen­taria de los pueblos.

Las semillas no son apropiables, deben mantener en todo momento su carácter de patrimonio colectivo, frente al cual hay deberes ineludibles que cumplir. Por ello, nos oponemos a la propiedad intelectual y a toda forma de apropiación de la vida.

Desde una perspectiva de género, las semillas representan también el valor del trabajo de la mujer campesina e indígena, asociado al trabajo colectivo de los y las campesinas: seleccionar los granos, limpiar las semillas, cuidar su conservación, e intercambiarlas para el siguiente ciclo agrícola. Así mismo, el cuidado de las semillas, de su diversidad, su variedad, su “pureza”, son imprescindibles de cuidar para asegurar niveles nutritivos mínimos para la familia.

Por ello, la Conamuri impulsa la ley del maíz, que está pendiente de examinar por el Congreso, así como la ley de semillas, a fines de proteger nuestras variedades nativas, que son propiedad de los pueblos y no pueden sufrir bajo ninguna condición transformaciones genéticas que permiten a corporaciones multinacionales adueñarse de nuestra riqueza, cuando nuestras variedades lograron sobrevivir desde hace siglos gracias al trabajo de los y las indígenas y campesinos/as.

Esta propuesta es una forma de difundir nuestro mensaje y compartir con todos y todas nuestras semillas, además de festejar nuestra biodiversidad y nuestra lucha, para tomar conciencia colectivamente de lo imprescindible que es para nuestra soberanía y sobrevivencia.

El programa del evento incluye una feria de comidas típicas, feria de artesanía indígena de las compañeras Toba Qom, teatro popular de Conamuri, música de Ulises Silva y baile. 

Ñamombarete ñane ñemitÿ oĩ haĝua tekokatu!