Declaración conjunta a 5 años de Curuguaty

El 15 de junio de 2012 ocurrió en Paraguay una masacre que cambió para siempre la historia de nuestro país. La masacre ocurrida en las tierras de Marina Kue (Curuguaty) es un emblema de la injusticia, de la violencia sobre el campesinado y de la resistencia del pueblo paraguayo. En esas tierras que son propiedad del Estado, pero que pertenecen a los campesinos y campesinas por legítimo derecho, fueron asesinados en pocos minutos 11 campesinos y 6 policías.

Todas las campesinas y campesinos sobrevivientes, víctimas de ese operativo de armado mafioso, fueron imputados por delitos que no cometieron. Mientras que ni un sólo policía fue investigado hasta el día de hoy. Desde el principio la Fiscalía escondió e inventó pruebas, falsificó testimonios que fueron contradictorios y acusó solamente a campesinos buscando esconder la verdad y así encubrir a los verdaderos responsables. Pero no solo la Fiscalía encabezada por Jalil Rachid actuó de esa manera. El juez José Dolores Benítez, la jueza Janine Ríos, los miembros de la Cámara de Apelaciones, los miembros de la sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, el Fiscal General del Estado y el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados legitimaron, encubrieron este montaje judicial permitiendo que la farsa continuara, pretendiendo acallar a todo un pueblo que conoce la verdad y reclama justicia. More