Foro nacional de niños, niñas y adolescentes trabajadores

En el marco del 9° Encuentro Nacional de Niñas, Niños y Adolescentes Trabajadores y de los Sectores Populares, que se realiza desde el 23 al 25 de octubre de 2015, tuvo lugar hoy sábado 24 el Foro Nacional “Tierra, Trabajo, Techo, Educación y Ternura: la Lucha de los NATs del Pueblo”, en el Instituto de Trabajo Social de la Universidad Nacional de Asunción, en el barrio Trinidad, Asunción. Esta actividad es llevada adelante por la Coordinadora de Niñas, Niños y Adolescentes Trabajadores (Connats), y Callescuela.

Participaron del Foro alrededor de 100 niños, niñas y adolescentes trabajadores provenientes de comunidades campesinas como Táva Guaraní, Comuneros y Primavera; del asentamiento indígena Tarumandymi (Luque), el Bañado Sur, además de las diferentes bases de la Connats: Pdte. Franco, Ciudad del Este, Villa Elisa, San Lorenzo, etc. Invitadas fueron organizaciones sociales como la CCVAMP, Jetopa Juvenil, Kuarahy Resê (Itauguá), Pytyvõhára, Conamuri, entre otras.

En el eje “Tierra” contribuyó la Organización de Mujeres Campesinas e Indígenas Conamuri; nuestra delegada organizacional, Cony Oviedo arrimó elementos para el debate sobre el campesinado, las comunidades indígenas y urbanas que ven afectados sus territorios por el avance del modelo de producción a gran escala. Como una forma de simbolizar la alianza de clase y la solidaridad entre nuestras organizaciones, Cony entregó una bandera de Conamuri. “Si nos despojan de la tierra, nos despojan de la vida digna” La plenaria del Foro compartió las conclusiones elaboradas por las diferentes mesas de trabajo. En este eje, niñas, niños y adolescentes concluyeron que este es un elemento central para la construcción del poder, a la que una minoría destruye en busca de lucros, criminalizando a grandes sectores sociales.

Un tema fundamental que resaltó en la mesa es la problemática en torno a la regularización de las tierras, es decir, la falta de títulos de propiedad, lo que permite la apropiación por parte de empresas y particulares, conformando así latifundios o bien destinándolas al agronegocio, que a su vez genera acaparamiento, extractivismo, deforestación, en suma: devastación ecológica y dramas sociales.

Otros elementos que se compartieron en plenaria tienen que ver con la educación, en donde se puntualizó que el sistema educativo memorista no contribuye a la formación integral de las personas y que se aprende más y mejor siendo miembros de organizaciones sociales.

En cuanto a la vivienda manifestaron que no habrá seguridad jurídica sin título y que es necesario insistir en la distribución equitativa de las tierras.

Con relación al trabajo, concluyeron que no hay vida digna sin trabajo y que no solo en los NATs, sino también en sus padres, ocurre explotación.

Sobre el eje ternura, coincidieron en que es un concepto que tiene que ser trabajado y asumido como algo fundamental, teniendo en cuenta la consigna con alto contenido político: “La solidaridad es la ternura de los pueblos”.

¡Vivan las niñas, los niños y adolescentes de la clase trabajadora del Paraguay!