Quemaron una comunidad indígena de Curuguaty para favorecer a sojero brasileño

Sobre el tema, la compañera Beatriz Rivarola, de la comunidad Tekojoja, en el distrito de Yasy Cañy (Canindeyú), había testimoniado durante el 5º Encuentro de Mujeres Indígenas de Conamuri:

“Hay mucha soja que está entrando, sobre todo en la zona de Curuguaty. Hubo un desalojo muy violento el jueves pasado, en Villa Ygatimi, 40 casas fueron destruidas, se quemaron sus cosas, la escuela, todo se quedó en nada. 50 patrulleras con policías antimotines, dos colectivos llenos de policías. Se fueron de sorpresa, sin previo aviso. Los hombres estaban en la chacra, otros en la zona de Brasil, muchas mujeres solas en la comunidad. La líder es una mujer luchadora.

“Cuando llegó la Policía, los niños corrieron al bosque para esconderse. Ellos mataron a los animales caseros, lo que tenía la gente para comer se comieron todo ellos. Llevaron todas sus cosas, robaron cosas que los compañeros tenían que pagar a cuota. Es algo muy feo esto que estamos pasando. 25 años de ocupación tiene esa comunidad, allí nacieron muchos de ellos, otros muchos allí murieron. Y así se les desalojó, como animales, sin importarles la vida ni nada.

“El brasileño contrató a policías y trajo a algunos campesinos por 300 mil cada uno para llevar las cosas de la comunidad. Esto es demasiado triste. Esa tierra es indígena y se luchó muchísimo por resistir. Pero ellos fueron más fuertes. Yvapoty es la comunidad, es pueblo Ava Guaraní.

(…) “Esta es tierra de brasileño, nos dijeron. Busquen plata para comprar si quieren, dijeron. Son 300 hectáreas ocupadas por brasileños y mecanizada. Hubo un desalojo, destruyeron las casas, las quemaron. Si no nos organizamos esto va a seguir pasando en nuestro pueblo. Esto ocurre. Muchos de nuestros compañeros mueren en esa lucha. Esto es algo que me oprime el pecho y que forzosamente nos tiene que unir a través de una gran movilización para recuperar lo que es nuestro. Nuestra tierra. Exijamos nuestros títulos.”

Texto de: Ape Paraguay